Saltar al contenido

Que equipo de futbol compro pablo escobar

Que equipo de futbol compro pablo escobar

Atlético nacional escobar

La historia de Pablo Escobar y su implicación en el fútbol colombianoLa Escuela de Fútbol vuelve con la extraordinaria historia del deporte rey y su relación con el criminal más famoso del mundo. El “Rey de la Cocaína” consiguió ejercer su influencia en casi todas las facetas de la sociedad colombiana, y el fútbol no fue diferente. Escobar, que fue muchas cosas a lo largo de su vida, era un ávido aficionado al fútbol. Una pasión que acabaría convirtiéndose en el centro del auge y la caída del fútbol colombiano entre los años 80 y 1994.Financiación del club de su ciudadEn 1976 fundó el Cártel de la Droga de Medellín. Durante el apogeo de sus operaciones ingresaban 70 millones de euros al día, por lo que recurrió al fútbol como una de las muchas formas de blanquear su dinero. Además de construir campos en barrios locales que ayudaron a formar a futuros internacionales, su influencia en el fútbol creció exponencialmente cuando financió el club de su ciudad natal, el Atlético Nacional, a mediados de los años 80.

Francisco Maturana, director técnico de Nacional entre 1987 y 1990, dijo: “La introducción del dinero del narcotráfico en el fútbol nos permitió traer grandes jugadores extranjeros”.El capo gana la Copa Esta inyección de dinero culminó en el momento cumbre del club en 1989, cuando su equipo se convirtió en el primer equipo colombiano en ganar la Copa Libertadores. Con la presencia de Don Pablo, Nacional se recuperó de un 2-0 en contra en el partido de ida y ganó la eliminatoria en los penaltis. El club había llevado el fútbol nacional colombiano a nuevas cotas.

  Radios de españa que transmiten futbol

Millonarios

Los que hayan conseguido terminar de ver la popularísima serie de Netflix “Narcos”, una sangrienta aproximación a la vida del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, habrán obtenido una visión superlativa del reino del terror que desató en las calles del país sudamericano: intentos de asesinato, voladuras de aviones y asesinatos sin piedad de cualquiera que se interpusiera en su camino.

Aclamado como un héroe entre las clases bajas de su ciudad natal, Medellín, por las numerosas iniciativas que financió para la mejora de los pobres, casi todas las demás clases de ciudadanos tenían una visión más sobria del hombre que fue el principal responsable de casi 10.000 muertes durante el apogeo de la guerra colombiana contra las drogas.

Sin embargo, había otra cara de uno de los criminales más infames de la historia: su debilidad por el fútbol. Su pasión y amor por el fútbol le llevó a invertir millones en este deporte -con el incentivo añadido de que le ayudaba a enmascarar el flujo de dinero de su negocio de la droga y era una forma eficaz de blanquear dinero- y a transformar para siempre la imagen del fútbol colombiano.

Escobar

El Atlético Nacional, el club colombiano de Medellín financiado en su día por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, es el campeón de la versión sudamericana de la Liga de Campeones, la Copa Libertadores. El talentoso y rápido equipo colombiano se proclamó campeón de la Libertadores el miércoles ante su público en Medellín, frente al sorprendente Independiente del Valle de Ecuador, ganando el partido de vuelta por 1-0 y obteniendo la victoria global por 2-1. Fue el gol de Miguel Borja en la primera parte el que resultó demasiado para los ecuatorianos. Mira cómo el estadio estalla tras el gol.HT: Atlético Nacional 1, Independiente 0 (agg 2-1). El gol tempranero de Borja marca la diferencia en la final de la #CopaLibertadores https://t.co/Mz0kXvx7te- FOX Soccer (@FOXSoccer) 28 de julio de 2016Escobar, posiblemente el narcotraficante más conocido de la historia, asesinado en Colombia en diciembre de 1993, solía ayudar a financiar al equipo y a comprar a muchos de los mejores jugadores del país cuando ganó el título de la Copa Libertadores de 1989. A continuación se muestra una foto suya con el equipo cuando ganó esa edición de la copa.

  Federacion venezolana de futbol pagina oficial

Trikot del Atlético Nacional

Colombia es sinónimo de muchas cosas. Rico café arábigo, cultivado en los Andes y elaborado en los barrios. Montañas onduladas que besan vastas metrópolis, que centellean y bullen en la noche. La omnipresente danza de la salsa, creada a partir del empuje frenético de la vida enfática. Ah, y Pablo Escobar. Sí, no se puede olvidar al rey de la cocaína, cuya imagen conflictiva simbolizó la brutalidad y la largueza colombianas durante generaciones.

Se ha hablado mucho de El Patrón: en libros, películas, documentales y podcasts. Pocas figuras polarizan más la opinión que Escobar, cuyas hazañas -heroicas o bárbaras, según a quién se pregunte- alimentan el debate en salones y cafés desde Bogotá a Birmingham, y desde Medellín a Moscú. Algunos lo consideran un mártir que luchó contra las élites para liberar a los pobres, mientras que otros lo califican de terrorista que dejó un rastro de destrucción doméstica.

  Seleccion de futbol de estados unidos

Típicamente, llegué tarde a la fiesta, pero hace poco me puse a ver Narcos, la serie de Netflix que narra el ascenso y la desaparición de Escobar con un detalle sensacional. Fascinada por la historia y conmovida por la impresionante fotografía, quería saber más sobre Don Pablo, que fue abatido por la policía colombiana en 1993, el año antes de que yo naciera. Me intrigaba especialmente su amplia participación en el fútbol, una de mis mayores pasiones, y la historia se escribió sola a partir de ahí.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad